Saltar al contenido
Almbiques de Cobre

¿Cómo elaborar aceites esenciales con un alambique de cobre?

obtención de aceites esenciales

Muchas veces nos envían este tipo de preguntas:

  • ¿Cómo se elaboran los aceites esenciales?
  • ¿Cómo se extrae el aceite de las plantas?
  • ¿Cómo se hacen los aceites para aromaterapia?
  • ¿Cómo se hace el aceite esencial de lavanda, eucalipto, etc…?
obtención de aceites esenciales

Y por eso nos hemos puesto manos a la obra para hacer el mejor tutorial y el más completo para aprender cómo hacerlo paso a paso, ya que extraer aceites esenciales de plantas y frutas es un proceso muy sencillo con un alambique de cobre.

Diferentes métodos de extracción de aceites esenciales

Existen diversas formas de extraer las moléculas de aceites esenciales contenidas en las células de los tejidos vegetales. Sin embargo no todas ellas permiten obtener los aceites esenciales puros.

Destilación a vapor

Es el sistema más empleado y el que explicaremos como realizar con un alambique de cobre a continuación.

Percolación

Una corriente de vapor de agua arrastra los aceites esenciales, pero también sustancias no volátiles dando como resultado «esencias de percolación».

Extracción con CO2 supercrítico

El dióxido de carbono sometido a alta presión se convierte en un disolvente excelente que permite obtener el máximo rendimiento y aceites esenciales de gran calidad, pero a un coste muy elevado.

Enfleurage

Se basa en poner pétalos de flores en contacto con grasas que se impregnan con su esencia y se utilizan posteriormente en cremas y pomadas (en desuso, sustituido por la destilación).

Extracción con disolventes

La acción de un disolvente extrae los aceites esenciales, pero también van acompañados por otras sustancias aromáticas.

extraccion con disolventes de aceites esenciales

Maceración

Sumergiendo la materia que contiene los aceites esenciales a extraer (hojas, hierbas, frutos…) en un aceite vegetal durante mucho tiempo, en frío y aislado por la luz, se consigue que los principios liposolubles de las plantas pasen al aceite.

macerar hierbas con aceite de oliva

Los métodos más utilizados a nivel casero (o aficionado)

La preparación de aceites esenciales propiamente dichos son la destilación a vapor y la extracción con disolventes químicos.

Primero os vamos a detallar como llevar a cabo la destilación a vapor en un alambique de cobre y después el de extracción con disolventes.

Cómo obtener aceites esenciales con destilación a vapor en un alambique de cobre

El proceso de obtención de los aceites consta de estos 6 pasos que comentamos de forma resumida. Después los explicamos mucho más al detalle.

  1. Cargar la caldera del alambique

    Introducir en la caldera agua y el vegetal del que se quiera extraer los aceites esenciales

  2. Colocar la capucha (o tapa), el cuello de cisne o trompa de elefante y sellar las juntas para evitar fugas

    Las juntas se sellan preparando una mezcla de harina y agua o con arcilla.
    En los alambiques con cierre al agua no es necesario realizar ese sellado.

  3. Unir el serpentín y el refrigerador lleno de agua

    El depósito refrigerador debe mantener el agua a baja temperatura, ya sea haciendo circular agua de forma continua o recirculándola desde otro depósito mayor donde se vaya enfriando.

  4. Poner la caldera sobre la fuente de calor a fuego flojo o a potencia mínima

    Cuando la temperatura aumente los vapores de agua acompañados de los aceites esenciales pasarán por el cuello de cisne al serpentín donde se condensan.

  5. Separar el aceite del hidrolato con un embudo decantador

    Una vez que la mezcla de agua y aceite condensa y sale por el extremo final del serpentín, se recogen en un recipiente.
    Con un embudo decantador se separan ambas fases.

  6. Almacenar el hidrolato y los aceites esenciales

    Siempre en recipientes de vidrio oscuros para preservarlos de la luz.

Explicación pormenorizada de cada paso

Si te surge cualquier duda o quieres aportar tu conocimiento para que todos nos beneficiemos, aprovecha el formulario para realizar comentarios que hay al final de la página.

Llenado de la caldera del alambique

La caldera o depósito es la parte del alambique de cobre donde se colocan las hierbas, hojas, pieles o cortezas de las cuales se quieren extraer los aceites esenciales y el agua.

destilación de hierbas aromáticas

Un dato importante es que este proceso logra mejores resultados con hierbas aromáticas u hojas (Romero, Tomillo, Lavanda, Mejorana, Menta, Eucalipto…) que con cítricos (con la corteza de naranja, limón o mandarina que es donde se encuentran los aceites esenciales).

Consideraciones sobre la materia vegetal a emplear

Llena la caldera todo lo que puedas, pero con cuidado de no tapar el orificio de salida de los vapores. Además:

  • Si tienes material de sobra, emplea las partes más tiernas o frescas
  • Si tienes muchísima cantidad, puedes dejarla secar para reducir su volumen y que quepa más en la caldera
  • La extracción de materiales secados reduce el tiempo de extracción
  • A ser posible utiliza productos que no hayan sido tratados con herbicidas o pesticidas, o asegúrate de que ha pasado el tiempo suficiente para que ya no estén presentes
  • Si son productos de cultivo ecológico o de tu propio jardín mejor que mejor
  • Comprueba la legislación de tu país o de tu región respecto a la recolección de especies silvestres, especialmente aquellas protegidas

La rejilla para extracción evita que se queme

Para evitar el contacto del contenido del depósito con la parte inferior donde recibe el calor, es conveniente colocar una rejilla en el fondo. Así se obtienen aceites esenciales de mayor calidad.

rejilla para extracción

Se pliega y se introduce por la boca del depósito y se abre poniéndola en el fondo.

Si tu alambique no dispone de una, puedes utilizar unas piezas de cerámica.

Utiliza agua destilada para obtener mejores aceites

Sí, la dureza del agua afecta de forma negativa a la producción de aceites esenciales.

Por eso te recomendamos que emplees agua destilada, ya sea comprándola o produciéndola tu mismo con un destilador portátil.

Para destilar aceites se debe añadir un 40% de la capacidad del depósito o caldera frente al 80% que se debe emplear en el caso de destilaciones de orujos.

Tabla orientativa (capacidad del alambique > volumen de agua)

  • 1 litro > 400 ml
  • 2 litros > 800 ml
  • 3 litros > 1,2 l
  • 5 litros > 2 l
  • 10 litros > 4 l

Rendimiento de la extracción

Se suele obtener la cuarta parte de hidrolato respecto al volumen de agua añadido, aunque este es un dato orientativo que puede variar en función de las múltiples variables de la extracción.

Montar la tapa o capucha, el cuello de cisne y sellar las juntas

Cuando la caldera esté llena, se pone la tapa, se une esta al cuello de cisne y se sella las juntas (salvo en los alambiques con cierre al agua).

El sellado se puede realizar con una pasta a base de harina y agua fría (en proporción 1 a 5) o con arcilla.

Conectar la parte el cuello de cisne con el serpentín

El agua y las sustancias volátiles que lleguen al serpentín condensarán al en las paredes más frías cediendo el calor al agua contenida en el refrigerador.

Para evitar que la temperatura del baño aumente y los compuestos aromáticos escapen del sistema en estado gaseoso, debe mantenerse la circulación de agua a través del refrigerador.

Sellar también esta junta con la mezcla de harina y agua o con arcilla.

Sistemas de recirculación y aprovechamiento del agua

La cantidad de agua necesaria para enfriar el sistema puede ser bastante importante, ya que hay que mantenerla entre 18 y 22ºC.

grifo refrigerador de agua
Ahorra agua ¡es un bien escaso!

Para su aprovechamiento es recomendable disponer de algún depósito donde se almacene el agua caliente que va saliendo del depósito refrigerador o instalar una bomba que recircule el agua desde un depósito externo mayor.

Aplicar calor poco a poco a la caldera

Un calentamiento muy repentino o permitir que se alcancen temperaturas muy elevadas conlleva la obtención de aceites esenciales de peor calidad. Por tanto, recomendamos tener paciencia y dejar que el proceso de destilación se realice muy poco a poco controlando la temperatura.

Puedes hacerlo en la cocina a fuego lento o en vitrocerámica a potencia mínima. El cobre no funciona sobre placas de inducción.

Si prefieres realizar este proceso en un lugar distinto y necesitas una fuente de calor, te recomendamos las siguientes.

Hidrolato resultante y separación de los aceites esenciales de la fase acuosa

Tras atravesar el sistema de destilación, el efluyente líquido resultante (hidrolato) debe recogerse en un recipiente de vidrio opaco, ya que la luz favorece un envejecimiento prematuro de los aceites esenciales.

Rendimiento del proceso de destilación

Aunque pueden afectar distintos factores, el rendimiento aproximado de destilación suele rondar el 25%. Esto quiere decir que partiendo de 2 litros de agua añadidos a la caldera del alambique se obtendrá medio litro de hidrolato.

Separación con un embudo decantador

Para separar el aceite esencial de la fase acuosa hay que esperar a que se enfríe.

Trasladar el producto obtenido a un embudo de decantación y dejar reposar hasta que las fases se separen (la fase orgánica y la fase acuosa son inmiscibles).

En la parte de abajo se quedará la fase acuosa más densa. Abre la llave y recógela. Puedes utilizarla para cocinar o ambientar estancias.

destilación de hidrolatos

En la parte superior se encuentra el aceite esencial que es el que más nos interesa.

El rendimiento de extracción de aceites esenciales suele rondar el 1%

Existen muchos factores que influyen en el rendimiento de extracción. Puede estimarse que por cada 100 g de materia prima puede obtenerse 1 ml de aceite esencial. Pero es un dato a título orientativo.

Almacena los aceites esenciales en frasco de vidrio coloreados

La mejor forma de conservar un aceite esencial es en recipientes de vidrio sin partes de goma en el tapón. Te recomendamos etiquetarlo con su nombre y con la fecha de fabricación.

Si incorporan un cuentagotas será más fácil utilizarlos en aromaterapia.

Extracción con disolventes de aceites esenciales

Dado que la pureza de los aceites resultantes dista de la que se puede conseguir con un alambique de cobre, tan solo la vamos a comentar brevemente.

El proceso consiste en triturar o machacar los tejidos vegetales para favorecer la penetración del disolvente en los tejidos de la materia vegetal.

Cuando el disolvente entra en contacto íntimo con los aceites esenciales los disuelve extrayéndolos.

El último paso es evaporar el disolvente (alcohol, benceno…) resultando una mezcla de aceites esenciales y otras sustancias aromáticas.